Yoga y meditación

Beneficios mentales del yoga y la meditación

¿El Yoga y la Meditación aportan beneficios mentales?

Los practicantes de yoga saben de primera mano los beneficios físicos y mentales que esta actividad produce, de ahí que la meditación a menudo se inserte en las sesiones de yoga.

Ahora, los yoguis han conseguido que la ciencia respalde sus afirmaciones de bienestar y se centre, tal y como muestra una reciente investigación, en que la atención plena inducida por el yoga tiene un impacto en la percepción del dolor.

Los hallazgos provienen de la investigación llevada a cabo por el estudiante de doctorado Tim Gard de la Universidad de Maastricht en Holanda. Él partió de los hallazgos recientes que muestran que la atención plena puede atenuar el dolor, y se dispuso a descubrir más sobre los mecanismos cerebrales subyacentes que están involucrados.

Para ello, llevó a cabo un experimento que implicó la aplicación de estímulos eléctricos desagradables a un grupo en un estado meditativo y a un grupo de control con un estilo de vida saludable similar; cada grupo que comprendía17 voluntarios. Todos los sujetos de prueba estaban en un escáner IRMf (Imagen por resonancia magnética funcional) cuando se les aplicaron los estímulos.

El experimento produjo resultados sorprendentes, ya que reveló que quienes se hallaban ejercitando la atención plena fueron capaces de reducir la percepción del dolor en un 22 por ciento y la ansiedad anticipatoria en un 29 por ciento durante un estado de meditación.

La reducción del dolor se asoció con la disminución de la actividad en el cortex prefrontal lateral y con el aumento de la actividad en la ínsula posterior derecha durante la estimulación. Durante la anticipación del dolor, el estudio observó una mayor actividad en el cortex del cíngulo anterior.

Estos resultados revelaron un mecanismo único de modulación del dolor, que comprende el aumento del procesamiento sensorial y la disminución del control cognitivo. Gard apunta que este patrón es el contrario del que sucede en el cerebro de las personas que no meditan. Concluyó que los miembros del grupo de meditación podían reducir su dolor gracias tolerar la sensación de dolor , en lugar de ejercer control mental sobre él.

Los escáneres IRMf ayudaron al investigador a arrojar nueva luz sobre cómo funciona el cerebro, más concretamente sobre los sistemas neuronales en el área de procesamiento del dolor. Al parecer, los profesionales consagrados del yoga y la meditación presentan redes cerebrales mejor organizadas y más recias, como las imágenes mostraron.

También revelaron que los profesionales veteranos de yoga y meditación tenían una menor disminución en la inteligencia fluida que los sujetos de control. Siendo la llamada inteligencia fluida la capacidad de razonar en situaciones nuevas

Puesto que las poblaciones humanas envejecen cada vez más, este nuevo conocimiento podría ser útil para los sanitarios que administran tratamientos contra el dolor crónico, y asimismo como base para el mantenimiento de la salud mental.

Advertisements