Beneficios Meditación Principiantes

Meditación y sus beneficios (aun para los principiantes)

Cuando escuchas la palabra meditación ¿que te viene a la mente? ¿Paz? ¿Claridad? ¿Una técnica en particular? ¿La imagen de un yogui en la posición del loto? O tal vez piensas: suena muy bien, pero realmente no tengo tiempo para meditar. Posiblemente has oído hablar de sus beneficios, cómo la meditación reduce los niveles de estrés y produce un estado más plácido de la mente. Tal vez incluso has experimentado estos beneficios tú mismo.

Para aquellos que estén interesados en los efectos curativos de la meditación, ha habido una profusión de investigaciones en los últimos decenios que da fe de la validez de las pruebas subjetivas de muchos meditadores. Una y otra vez, los investigadores han descubierto que las personas que meditan experimentan niveles más bajos de ansiedad, ira, depresión y de tensión; y que la meditación también puede ser una práctica saludable para aquellos que han sufrido un trauma. Mientras que la relación causal entre la meditación y estos beneficios psicológicos puede ser (hasta el momento) un tanto desconocida, la evidencia sí que sugiere que pueden tener mucho que ver con una reestructuración del mismo cerebro.

Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad de Siena se reunió para estudiar la reducción del estrés basada en la conciencia plena (MBSR= Mindfulness-Based Stress Reduction). Describieron la práctica como un “programa basado en la meditación en la que se invita a los participantes a conectar -sin una actitud crítica- con sus sensaciones físicas, percepciones, emociones, cogniciones y comportamiento durante un período de ocho semanas.”

El objetivo era medir el posible alcance de los cambios neuroanatómicos resultantes de las prácticas de meditación, específicamente en los planos cerebrales corticales y subcorticales. La investigación fue innovadora: la mayoría de los estudios realizados en la última década se habían centrado en meditadores altamente competentes, mientras que los 48 participantes en este estudio eran principiantes.

Requisitos para su participación incluyen una puntuación superior a 27 en el Examen de Estado Mini-Mental (un cuestionario de 30 puntos a menudo se utiliza para medir el deterioro cognitivo); la ausencia de trastornos psiquiátricos o neurológicos en su historia médica personal; y la posibilidad de participar en un estudio de imagen por resonancia magnética (IRM). Los participantes fueron divididos en dos grupos: 24 de los sujetos se sometieron a entrenamiento MBSR y se les enseñó principalmente métodos como el escaneo del cuerpo, la meditación sentada, la meditación caminando, y movimientos de estiramiento conscientes; mientras que a los 24 restante (el grupo de control) no. A los involucrados en el entrenamiento se les pidió que asistieran a las clases durante 2,5 horas a la semana y se les incitó a utilizar durante 45 minutos diarios las técnicas de meditación que se les habían enseñado. También se les preguntó a diario acerca de su experiencia. Entre la sexta y séptima clase, los participantes fueron invitados a un retiro de silencio.

Antes y después del período de entrenamiento de ocho semanas tanto los alumnos como el grupo de control fueron sometidos a exámenes de IRM y pruebas psicológicas. Entre los participantes MBSR entrenados, los resultados indican “un aumento del grosor cortical en la ínsula derecha y córtex somatosensorial”, así como “una reducción significativa de varios índices psicológicos relacionados con la preocupación, estado de ansiedad, depresión, y alexitimia“. (La alexitimia es la dificultad para experimentar y describir las emociones en uno mismo y en los demás). En resumen, la meditación mejorar las áreas del cerebro involucradas en la percepción y la regulación de la emoción.

“Los resultados sugieren que el entrenamiento de la meditación incluso a nivel principiante puede tener potencialmente poderosos efectos neurológicos. Y puesto que los investigadores involucrados en este experimento han adoptado una aproximación amplia en su examen de la meditación, también surge una pregunta intrigante: ¿Cuál es el ingrediente activo de la meditación que es responsable de los cambios observados en el estudio?”

Según los propios investigadores, los beneficios de la meditación simplemente pueden haber sido el resultado de que los practicantes aumentaran la conciencia -sin prejuicios- de sus sensaciones corporales momento a momento.

Jon Kabat Zinn (fundador de la enseñanza MSBR) llegó a una conclusión similar, haciendo hincapié en la capacidad transformadora del proceso meditativo. “La ciencia está ahora documentando que no es el objeto de la meditación lo importante; que es el proceso de prestar atención a ese objeto, lo que realmente influye en el organismo de muy diferentes maneras”.

En cuanto al poder de centrar la atención, la profesora Sandra Anderson afirma que nos da una clave para nuestra vida interior y ofrece la posibilidad del dominio de la mente (que es, por supuesto, el objetivo del yoga). Ella lo equipara a una vida vivida con el piloto automático en la puerta de una mansión cuyo interior nunca se abrió. “Encontrar una manera de ver lo que hay en esas habitaciones no utilizadas, y no ser crítico al respecto, es una gran parte de lo que esto te proporciona. Ser capaz de hacer eso significa que estás viviendo una gran parte de tu psique, y que esta amplitud de miras te da una fundamentación y una capacidad para considerar cosas que de otra manera no podrías. Tu mente es más libre. Tus respuestas son más espontáneas. Y el mundo se hace mucho más grande porque ahora tiene más espacio, así como la capacidad de comprender la realidad de las situaciones y tus respuestas a ellas”.

Anderson afirma que el estudio es válido y alentador de muchas manera. Por ejemplo, debido a que estas prácticas tienen efectos tan sutiles, sus beneficios no siempre son fácilmente reconocibles y así los practicantes a veces se desaniman, creyendo que la meditación es una “pérdida de tiempo.” Este estudio demuestra que invertir en meditación es en verdad un poderoso medio para ganar salud mental. “Lo que este estudio nos indica es que algunos métodos muy sencillos de trabajar contigo mismo, meditaciones guiadas gratis pueden ofrecer un gran rendimiento en términos de calidad de vida”, dice Anderson. “Y el hecho de que la meditación también cambia la forma en que funciona tu cerebro es enormemente tranquilizador para la gente. Cuando comienzas a practicar, empiezas a captar que tu mente funciona conforme a ciertos patrones, patrones emocionalmente cargados quizá, y te percatas de que no son inevitables”.

“Lo que este estudio revela es que algunos métodos muy sencillos de trabajar contigo mismo pueden ofrecer un gran rédito en términos de calidad de vida.”

Según el Bhagavad-guitá, “Yoga es la ruptura del contacto con el dolor.” Y aunque este estudio no fue diseñado específicamente como técnicas de meditación de yoga, la meditación sentada y movimientos de estiramiento conscientes son, sin lugar a dudas, componentes centrales de la tradición del yoga. Pero, tal vez lo más emocionante de este y otros estudios neurológicos es que sugieren que estas prácticas pueden provocar un aumento de la resiliencia emocional y de la elasticidad del cerebro. También indican que sí parece haber una especie de “ingrediente activo” que une las prácticas de la meditación y la conciencia plena. Parece ser que los efectos curativos de estas prácticas son poderosamente reales.

Prueba estos ejercicios de meditación.



Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *