Vida Saludable

Vida saludable: 7 días y 7 hábitos para una vida más saludable

Vida saludable: 7 días y 7 hábitos para una vida más saludable. Tu salud responde.

El desorden puede tener un efecto desastroso sobre su salud. Desorden en el coche, en el hogar y en el espacio de trabajo crea el caos en tu vida personal y puede hacer que sea difícil seguir una dieta u otros objetivos de vida saludable.

Cuando suprimes el desorden de tu vida, te deshaces de las distracciones que te impiden ponerte más sano. Así que tira la basura y limpia tu vida asumiendo estos siete hábitos para una vida saludable.

Domingo: Ordena tu coche

Todos los domingos, antes de comenzar una nueva semana, asegúrate de que su coche esté limpio. Recoge las botellas de agua y envoltorios del piso, limpia los asientos de migas, limpia las ventanas y el maletero. Conducir a trabajar en un vehículo limpio te prepara para una semana organizada y saludable. Planifica tu trabajo y trabaja tu plan.

Lunes: Rehúye los carbohidratos de alto índice glucémico

Empaqueta comidas nutritivas para toda la semana y llévalas al trabajo el lunes. Una vez que te libras de los carbohidratos que suben tus niveles de azúcar, tu antojo por el azúcar cae y tus niveles de energía aumentan.

La mayoría de las personas que hacen dieta fracasan debido a su bajo consumo de energía, sensación de hambre crónica y falta de resultados. Cuando eliminas el pan, pasta, arroz, patatas, cereales y dulces de tu plan, cosechas las recompensas en el primer mes. Más allá de eso, aprendes a mantener tu nutrición en un plan de bajo índice glucémico, con énfasis en las proteínas magras, carbohidratos de bajo índice glucémico, mucha agua y grasas saludables. En general, esto va a reducir el riesgo de diabetes y enfermedades del corazón y llevar una vida saludable.

Martes: Practica Yoga

Después del lunes, muchas personas sienten la monotonía de una larga semana por delante. Cambia tus pensamientos y cambiarás tu semana. La práctica del yoga te permite sumergirte en la semana con buenas prácticas: practica fitness, flexibilidad y meditación. El yoga te invita a escuchar a tu cuerpo. Crea una mente sana, libera mala energía, ayuda a reducir la tensión y el dolor y te ayuda a abrir tu corazón al mundo. Lo que es una excelente manera de pasar un martes.

Miércoles: Practica Entrenamiento Cardiovascular

El entrenamiento por intervalos de alta intensidad desbanca a otros programas cardiovasculares. Mejora el sistema cardiovascular, quema la grasa, aumenta la producción natural de hormonas. No tienes que hacer el entrenamiento de intervalo durante más de 30 minutos si tienes poco tiempo. Elije una cinta de correr, clase de spinning, elíptica, o incluso la máquina de remo. Sea cual sea el método que elijas, calienta durante cinco minutos antes de comenzar el entrenamiento.

Jueves: Mantén un diario de alimentos

Mantén un diario de alimentos, te ayudará a perder peso. Te mantendrá responsable de la ingesta de comida y trazará lo que está pasando cada día: el tipo de ejercicio que has hecho, la cantidad de líquido que consumes, y el número de horas de sueño de cada noche. Llevar un diario te obliga a anotar la verdad, a menos que conscientemente decidas engañarte a ti mismo.

Viernes: Rompe con el alcohol

Al final de la semana o incluso durante la semana, puedes confiar en el alcohol para calmar la mente después de una larga y difícil semana de trabajo. Sin embargo, el alcohol no ofrece ningún valor nutricional y además interrumpe el sueño. La falta de sueño conduce a los antojos de azúcar al día siguiente, que te aparta del camino por una vida saludable. El alcohol tampoco soluciona tus problemas. Encontrar una salida que te ayude a hacer frente a tus dificultades de manera más eficaz mejorará tu calidad de vida. Como alternativa sumérgete en una nueva actividad los viernes por la noche. Juega a los bolos o date una caminata a la puesta del sol. Incluso puedes disfrutar de un masaje terapéutico después de una larga semana de trabajo.

Sábado: Bienvenido el Cambio

El cambio es duro, pero reinventa lo que somos como personas. Cómo abrazamos el cambio revela nuestro verdadero carácter. En tu búsqueda de una vida saludable, debes abrir tu mente a lo que un estilo de vida saludable significa. Toma un día para reflexionar sobre cómo has cambiado la semana para incorporar más actividad física, mejor nutrición, más la calidad de sueño, un mejor manejo del estrés y una mente abierta al cambio. No seas duro contigo mismo. Concédete la oportunidad de evolucionar, día a día.



Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *